Fotografía de eventos: ¿Cuántas fotos entregar en un evento o boda?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Tanto si acabas de empezar tu propio negocio de fotografía, como si solo quieres fotografiar algunos eventos como un segundo trabajo u hobby, entonces te preguntarás “¿cuántas fotos tengo que hacer?” Como fotógrafo, esta puede ser una pregunta difícil de responder, especialmente al principio de tu carrera.


Así que, ¿cuántas fotos son suficientes para la fotografía de eventos? Aunque varía según el evento, en promedio deberías entregar alrededor de 20 fotos de calidad por cada hora que fotografíes un evento. Sin embargo, hay varios factores que influyen en la cantidad de fotos que puedes entregar, entre ellos:


  • El tipo de evento
  • La libertad que tengas para moverte
  • La climatología (si es en el exterior)

Hay muchas razones por las que los fotógrafos de eventos no se comprometen a hacer un cierto número de fotos antes de un evento. Ya que hay un montón de factores más allá del control del fotógrafo, y hay que entenderlos antes de que un evento tenga lugar para mantener las expectativas realistas sobre el número de fotos de calidad que se podrán conseguir.



Por qué es difícil prometer un número de fotos en la fotografía de eventos


Parece fácil, solo tienes que apuntar y hacer clic en la cámara, y terminas con tomas increíbles, ¿verdad? Cualquier fotógrafo sabe que esto no es verdad, y es importante que cada cliente con el que trabajes lo entienda.


Aunque es cierto que puedes conseguir realizar de 60 a 100 fotografías por hora, no se puede garantizar que todas esas fotos sean de calidad, y es posible que no quieras entregarlas todas ellas al cliente por el bien de tu propio negocio.


Antes desarrollar las acciones necesarias que afectarán a mejorar la calidad de tus fotos, asegúrate de que tu cliente es consciente del trabajo que haces al editar las fotos que tomas. Esto les hará entender que no solo trabajas mientras estás en el evento, que también hay una fase de edición, selección y postproducción, y de esta manera será más probable que entiendan tu trabajo.


También te interesa hacerles entender por qué no puedes darles todas las fotos que tomas. La calidad de las fotos que tomas es un reflejo directo de tu trabajo como fotógrafo, pero no puedes esperar que el 100% de las fotos que hagas sean de calidad; ¡eso es parte del aspecto creativo de tu trabajo!


Asegúrate de revisar cada una de los siguientes puntos que afecta a tu capacidad de entregar fotos perfectas cada vez que el obturador se cierra; de esta manera serás capaz de decirle a tus clientes por adelantado el proceso que se necesita para obtener fantásticas fotos.



Elementos que afectan a la calidad y cantidad de tus fotografías


  1. El tipo de evento

Algunos eventos son más fáciles de fotografiar que otros, y esto significa que obtendrás muchas más fotografías de alta calidad en comparación con los eventos sin muchos de puntos focales.


Estos son algunos ejemplos de eventos que son fáciles de fotografiar:


  • Bodas
  • Conciertos
  • Fiestas y celebraciones populares
  • Eventos deportivos

En cambio hay otros eventos que en principio producirían menos imágenes:


  • Fiestas de cumpleaños
  • Eventos de Negocios

Durante los eventos que son fáciles de fotografiar, tendrás momentos clave y fotografiables continuamente mientras estés tomando fotos, como las fotos de miembros específicos de la familia o incluso partes importantes del evento, como los votos en una ceremonia de boda.


Sin embargo, cuando estás fotografiando eventos como fiestas de cumpleaños que no tienen tantos sucesos clave, entonces tendrás más dificultades para encontrar imágenes de calidad, aunque esto no necesariamente va a afectar a la cantidad de imágenes totales que tomarás, pero podría tener un impacto en la cantidad de las imágenes de calidad que consigas.


Las actividades que se realizan en cada evento también tienen un impacto en lo bien que saldrán las fotos. Por ejemplo, cuando fotografíes la fiesta de cumpleaños de un niño, notarás que los niños y su naturalidad son encantadores, y estas fotos están bien para regalar. Sin embargo, los niños no son fáciles de fotografiar, así que pasarás más tiempo buscando las fotos perfectas que tomando fotos.


Por otro lado, los adultos son mucho más fáciles de fotografiar. Sin embargo, si hay algo de alcohol involucrado, entonces las cosas se vuelven exponencialmente más difíciles. Puede ser difícil conseguir fotos favorecedoras y de calidad de personas que podrían haber bebido demasiado.


Hay variaciones en cada evento, pero ten claro qué partes del evento en el que vas a trabajar pueden perjudicar tus habilidades fotográficas.


  1. La libertad para moverte

Otra cosa que va a tener un gran impacto en la cantidad de imágenes que obtendrás en un evento es la libertad que tengas para moverte por todas partes.


En muchos casos, los fotógrafos tienen la capacidad de moverse y tomar fotos a su antojo; eso sucede cuando se confía en un fotógrafo para hacer bien su trabajo, y probablemente notarás que la mayoría de los fotógrafos prestan atención a esto manteniendo un vestuario de color oscuro para los días del evento y también tratan de ser lo más silencioso posible para pasar desapercibidos.


Sin embargo, hay clientes que quieren que los fotógrafos se queden en un área separada para asegurar que los invitados no sean molestados por alguien que lleva una cámara. Aunque esto no es lo ideal, puedes conseguir grandes fotos, pero no te acercarás a tantas personas como lo harías si tuvieras la libertad de caminar por donde quieras.


Una gran parte de la fotografía no es solo captar la imagen perfecta, es también la preparación necesaria para conseguir la imagen perfecta. La mayoría de las veces tendrás que encontrar el ángulo correcto y el momento ideal para hacer grandes fotos, y no es necesariamente algo que va a venir de un único ángulo todo el tiempo que dure el evento.


Incluso si tienes la libertad de moverte, algunos entornos no son adecuados para desplazarse. Por ejemplo, mucha gente alquila áreas para organizar el evento, y a veces están demasiado apretadas o con escaso espacio disponible. Terminarás con menos fotos si no puedes moverte rápidamente por la habitación o si intentas protegerte a ti mismo y a tu equipo mientras te deslizas por encima de las sillas y los manteles.


  1. La climatología (si es en el exterior)

El clima juega un papel muy importante en el resultado de tus fotografías, y no es solo las diferencias entre un día lluvioso y un día soleado. Por cierto el clima ideal como fotógrafo encontrarás que es el clima nublado.


Cuando llueve en el exterior, tienes que preocuparte por tu equipo, entre otras cosas de que tu lente no se moje. Pero si ocurre hemos escrito un artículo que quizás te interese échale un vistazo. Además, a la mayoría de la gente no le gusta estar de pie bajo la lluvia mientras se sacan fotos. En la mayoría de los casos, no tendrás que preocuparte de los eventos al aire libre, ya que la mayoría de la gente los cancelará antes de que esto ocurra.


El tiempo soleado tampoco es exactamente ideal. Si estás tomando fotos y el sol incide en la cara de los invitados, entonces tendrás que esforzarte más para asegurarte de que nadie arrugue el gesto o los ojos por culpa de los rayos del sol. Además el sol tiende a proyectar sombras incómodas sobre los rostros, así que esto puede hacer que sea difícil conseguir grandes fotografías.


Tomar fotos en dirección al sol tampoco es útil; en la mayoría de los casos, terminará con imágenes desbalanceadas y, en algunos casos, incluso una lente arruinada. Asegúrate de que estás protegiendo tu equipo mientras trabajas en el exterior o un simple trabajo puede costarte miles de dólares.


La mejor opción es el clima nublado. Aunque no es exactamente escenario de fondo que te gustaría ver en tus fotos, en cambio te da una gran iluminación sin resaltar las manchas en las caras de tus sujetos o sin inutilizar tu cámara.


Mientras que la climatología tiene un efecto mucho mayor en los eventos exteriores en comparación con los interiores, no olvides que también puede tener un gran impacto en los eventos interiores en los que haya muchas ventanas. Por ejemplo, muchas iglesias tienen grandes ventanales o hermosas vidrieras, estas pueden dejar entrar mucha de luz solar, lo que tendrá los mismos efectos en el interior que en el exterior. Asegúrate de mencionar esto a sus clientes, para que no se sorprendan en caso de condiciones climáticas extremas.



Entregar calidad antes que cantidad


Asegurarte de proporcionar a tu cliente suficiente cantidad de fotos será siempre menos estresante cuando te hayas asegurado primero de entregar fotos de calidad que les sorprendan. Así que, concéntrate más en obtener las mejores fotos posibles, y verás que el número final de fotos que entregarás será alto.

5/5

Deja un comentario

Artículos que te podrían interesar