¿Vale la pena comprar una impresora de fotos?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Si quieres copias impresas de tus fotos, tienes tres opciones principalmente: puedes hacer que te las impriman en una copistería o imprenta, en una tienda online que ofrezca impresión de fotos, o puedes imprimirlas en casa usando tu propia impresora de fotos. Cada opción tiene diferentes ventajas, pero ¿cuándo vale la pena comprar una impresora de fotos?


Comprar una impresora de fotos es muy útil si se imprimen fotos con frecuencia. Tener tu propia impresora de fotos puede ahorrarte el tiempo de desplazamiento a las tiendas para solicitar las impresiones o tener que esperar a que los servicios online te envíen tus fotos por correo. Además, también será una opción más barata a largo plazo. Por otro lado tendrás un control total sobre el resultado final, que podrás modificar con las pruebas que necesites.


Hay muchos tipos de impresoras fotográficas disponibles, cada una con diferentes especificaciones y precios. Al elegir tu impresora fotográfica, asegúrate de sopesar todas las opciones y comprar una que te ofrezca las capacidades que necesites a un precio deseable.



¿Cómo imprimir las fotos?


Si tu objetivo es revelar las fotos en papel, estas son las opciones más comunes disponibles.


Impresión de fotografías online

La opción más simple para imprimir fotos es usar compañías especializadas en impresión de fotos online. Empresas de renombre, como Hofmann, Snapfish, Shutterfly y Kodak ofrecen este servicio. Para poder imprimir fotos online, es probable que previamente tengas que crear una cuenta en una de estas empresas o en otra similar.


Después de crear tu cuenta, tendrás que subir tus imágenes a la sección apropiada del sitio. Tras subirlas, especifica el tamaño y el estilo de tus impresiones. Una vez que hayas completado el proceso, podrás finalizar tu compra, realizar el pago y proporcionar la información y dirección para el envío.


Encargar la impresión de las fotografías en una tienda de copistería

Si prefieres no esperar los mayores plazos de entrega que supone la impresión de fotos online, también puedes hacer que tus fotos sean impresas en una tienda de tu localidad que ofrezca estos servicios. Aunque algunas de estas tiendas ofrecen la posibilidad de recibir las fotos para imprimir a través de sus sitios web, lo más probable es que tengas que llevarlas personalmente.


Algunas tiendas tienen una agente de ventas que te guiará a través del proceso, mientras que otras tienen un quiosco digital que te permite gestionar la compra por ti mismo. En la mayoría de los casos, serás capaz de subir fotos usando una memoria flash o directamente desde tu smartphone.


Entonces, debes seleccionar el formato en el que quieres que se impriman tus fotos así como la cantidad de impresiones que te gustaría recibir. Al finalizar tu compra, a menudo se te dará la opción de entrega en el mismo día o en un plazo mayor, teniendo la entrega en el mismo día un aumento en el coste total.


Comprar una impresora fotográfica para imprimir cómodamente en casa

Si tienes la necesidad de imprimir fotos con frecuencia, puede valer la pena invertir en una impresora fotográfica. Con una impresora fotográfica, puedes personalizar el tamaño de tus fotos comprando para ello el papel que corresponda. Podrás personalizar las opciones de impresión mediante un software de impresión. Una vez que tengas una impresora fotográfica, las ventajas fundamentales son el ahorro en tiempos de desplazamientos, la inmediatez para conseguir las fotografías, y sobre todo la posibilidad de personalización y adaptación del resultado final.


Cómo usar una impresora de fotos

Después de comprar una impresora fotográfica, puede que te preguntes cómo puedes usarla para crear fotos excepcionales para hacer regalos, vender las fotografías, o utilizarla para los álbumes personales. Lo primero que debes hacer después de comprar una impresora de fotos es comprar los tamaños y estilos de papel en los que quieras revelar tus fotografías.


Lo siguiente que tendrás que hacer, es comprar cartuchos de tinta. Asegúrate de saber qué cartuchos de tinta son los más adecuados para tu impresora antes de hacer la compra. Muchos fabricantes de impresoras fotográficas proporcionan una lista de cartuchos de color recomendados que debes comprar y que están hechos específicamente para sus impresoras.


El paso final es instalar el papel y los cartuchos de tinta y luego conectar la impresora de fotos al dispositivo que vas a utilizar para imprimir. Ahora ya sí está todo listo para que imprimas fotos en tu casa.



Cómo elegir una impresora de fotos


Si estás en el mercado de una impresora fotográfica, debe entender la diferencia entre las diversas opciones que están actualmente en el mercado. Hay tres tipos diferentes de impresoras disponibles para los consumidores, de inyección de tinta, sublimación de tinta y láser. Las impresoras láser no son útiles para la impresión de fotografías; por lo tanto, la inyección de tinta y la sublimación de tinta son las únicas dos categorías.


Inyección de tinta versus sublimación de colorante

Las impresoras de inyección de tinta son consideradas el medio más habitual para las impresoras domésticas debido a su versatilidad, ya que permiten imprimir fácilmente en varios tamaños y estilos. Las impresoras de inyección de tinta pueden aceptar muchos tipos y estilos de papel diferentes, por lo que es una opción fácil para la impresión en casa. La desventaja de las impresoras de inyección de tinta es que son propensas a atascarse cuando no están en uso, y la tinta puede ser significativamente cara.


Las impresoras de sublimación también tienen varias ventajas distintivas que las hacen apropiadas para ciertas situaciones, como la impresión en exteriores. La impresión in situ implica que se realizará la impresión en un evento, como una boda o una fiesta.


Estas impresoras ofrecen lotes de tinta y papel, permitiendo a los usuarios calcular rápidamente el costo de la impresión, ayudándoles a vender sus impresiones fotográficas de manera más rentable. En estos lotes también suelen agotarse simultáneamente el papel y la tinta; por lo tanto, puedes calcular fácilmente cuando se necesitarán suministros de repuesto. Se sabe que las impresoras de sublimación de tinta tienen una calidad de imagen y una velocidad de impresión aceptables, pero las impresoras de inyección de tinta son una tecnología más fiable si se da prioridad a la calidad de la imagen.


Tamaño de la impresión

Antes de comprar tu impresora, debes saber qué tamaño de foto es más probable que imprimas. El tamaño de la impresión de tu impresora será su principal limitación, ya que no se puede cambiar durante la vida del producto.


Por lo tanto, debes sopesar tus necesidades y tu presupuesto para tomar la mejor decisión posible. El tamaño potencial de impresión puede variar desde 13 pulgadas hasta más de 24 pulgadas, lo que permite una variación significativa en el formato de la foto. Si bien una impresora de 13 pulgadas puede estar bien para un usuario ocasional, los fotógrafos profesionales tal vez necesiten invertir en una impresora más grande.


Tintas y colores

La impresora que elijas estará limitada por el número de colores que puede reproducir. El tipo de tintas que requiera tu impresora determinará cuán precisos serán los colores en sus impresiones fotográficas y cuánto tiempo se mantendrá el color.


La mayoría de las impresoras tienen una configuración simple de cuatro colores que les permite crear la mayoría de los colores que estamos acostumbrados a ver en la vida, pero las impresoras fotográficas profesionales utilizan más colores para crear imágenes más ricas y vibrantes. Determina si el precio de las impresoras profesionales se ajusta a tu presupuesto y decide lo importante que es el color para ti al tomar la decisión.



Tamaño de la impresora fotográfica


No todas las impresoras de fotos requieren instalarlas en una mesa o en un escritorio. Algunas impresoras de fotos son lo suficientemente pequeñas para caber en el bolsillo, lo que les permite producir rápidamente fotos que podrás compartir con la gente, muy parecido a las cámaras Polaroid que eran populares en el pasado. Otras impresoras de fotos son más grandes y están diseñadas para producir imágenes grandes para propósitos especiales.



Impresora fotográfica portátil para eventos


Tener una impresora para las fotos de los eventos es muy útil. Piensa en el inetrés que despertaría entre los asistentes, si las fotos del evento son tomadas y las puedes ofrecer o enseñar en el momento. ¡Es asombroso! Y todo el mundo te lo agradecerá, harás que el recuerdo del evento sea inolvidable.


Así que si eres un fotógrafo de eventos, o has organizado uno, ya sea un evento profesional o simplemente una fiesta de cumpleaños o la de la empresa. Valora la compra de una impresora fotográfica portátil, será una gran inversión con un alto retorno en forma de satisfacción de los invitados e incluso económica si vendes las fotos en el propio evento.


Estas son las impresoras para eventos más utilizadas por su portabilidad que encontrarás, échales un vistazo y considera la posibilidad de comprar una:


La fotografía es una gran industria, y las herramientas para la impresión casera son muchas, asegúrate de entender las opciones disponibles si tu objetivo es comprar una impresora fotográfica para uso personal o profesional. Recuerda que el tamaño de la impresora, las opciones de tinta y color, y el costo deben ser revisados extensamente antes de tomar su decisión.

5/5

Deja un comentario

Artículos que te podrían interesar