¿Cómo usar el flash del celular?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Usar el flash de  nuestro móvil al hacer fotografías es una manera sencilla de iluminar la escena. Pero puede producir algunos inconvenientes que te vamos a comentar y a proponer algunas alternativas, para que tomes las mejores fotos posibles con tu celular.

Si es posible hay que evitar el uso del flash del móvil por ejemplo en una fiesta, e iluminar la escena utilizando otras fuentes de luz de la sala o del evento, o incluso también es conveniente usar un flash externo si es posible.


Usar el flash en una fiesta en interiores o por la noche producirá una fotografía con el fondo oscuro (perdiendo parte de los detalles) y el objeto de la fotografía bien iluminado. Esto es debido a que el flash integrado del smartphone es de dimensiones limitadas y no se puede modificar su orientación, con lo que es una luz frontal sobre el objeto o persona a fotografiar. Este flash tiene un alcance muy reducido y no permite rebotes.

Sigue leyendo este artículo y te ayudaremos a identificar las diferentes situaciones en las que es necesario usar el flash, y en cuáles puedes evitar hacerlo, sustituyéndolo por otras fuentes de luz. Todo de una manera sencilla y sin terminología complicada. El artículo se lee en unos minutos y te explica lo esencial.

La luz ambiental es la luz que existe en el lugar cuando vas a realizar la fotografía. Está iluminación de la que ya dispones está  normalmente fuera de tu control.  Tienes que contar con ella de una forma o de otra para que esté a tu favor, y así conseguir el mejor resultado final posible.


Puede ser la luz natural del sol, pero también pueden ser las luces del interior del evento o fiesta. En un concierto los focos de neón que cruzan todo el escenario serán parte de la iluminación ambiental, unida a la penumbra general de la escena. Pero en un bar pueden ser luces led, o fluorescentes unidos a focos a lo largo de toda la sala. En todas estas situaciones es posible que el flash te beneficie o que sea mejor no contar con él, lo que hay que decidir es cuando usarlo y cuando no usarlo. Para ello hemos creado este artículo que te ayudará a decidir en qué casos usarlo.


1.-Cuando usar el flash

El flash en un evento es útil en algunas situaciones, y es en estos casos en los que simplemente hay que activarlo y aprovechar su sencillez para poder usarlo.

Si no hay luz

En esta situación el flash se convierte en la principal iluminación. Si contamos con algo de luz proveniente de alguna fuente de iluminación, lo mejor es poder aprovecharla, ya que la potencia de los flashes de las cámaras de los móviles no es muy grande. Y de otra forma la fotografía final puede ser un objeto principal de la escena rodeado de oscuridad total.


Si lo que nos ocurre es que el flash produce más luz de la  deseada, se puede filtrar con algún paño, tela, filtro o difusor de luz. Que además generará una atmósfera diferente.

Fotos a contraluz

Una fotografía a contraluz requiere de una zona sobre expuesta con exceso de luz, y otra zona de la escena sub expuesta con poca luz. Puedes consultar nuestro artículo donde explicamos todo lo esencial para hacer fotos a contraluz.

Diferenciar el fondo

Si hay un fondo oscuro que es difícil de diferenciar de la persona u objeto a fotografiar, debido a que ambos son muy oscuros, usaremos el flash para iluminar la parte trasera o fondo. Y de esta forma se diferenciarán ambos y podremos ver al sujeto y su contorno más resaltado.

Añadir brillo

Con el flash se pueden agregar brillos que hacen que la imagen cobre vida, y conseguir unos ojos brillantes y un toque blanco que los resalta. El mismo resultado podemos conseguirlo con la piel u otros detalles del objeto.

Levantar sombras

Cuando por un exceso de luz en la escena, el contraste entre la zona sobreexpuesta (bien iluminada) y la no iluminada en ocasiones es muy acusada, aparecen sombras tan duras que se pierden los detalles.


Esto te puede ocurrir en los siguientes casos:

  • Luz con mucho contraste.
  • Luz directa del sol.

En estas situaciones es cuando hay que levantar las sombras. Levantar sombras significa, que en estas situaciones el flash se usa con extremo cuidado para iluminar ligeramente las zonas en sombra, con la suficiente intensidad como para recuperar los detalles de estas áreas oscuras y que de otra manera se perderían.


2.-Cuando NO usar el flash

Para mantener contrastes

El flash del móvil es tan intenso, puntual, frontal  y directo, que si lo usamos sin cuidado, se pueden perder detalles y con ello la fotografía perdería volumen.

Eviar ojos rojos

Es conocido el efecto de “ojos rojos” que el flash produce en muchas ocasiones en personas, pero también en animales y mascotas.

Fotos muy cercanas

Si la fotografía se realiza muy cerca de la persona u objeto a fotografiar, el flash produce un contraste muy acusado entre el fondo y el objeto principal. Si desaparecen los detalles del fondo, y estos son importantes para lo que se quiere conseguir. No se ha de usar el flash.


Conclusión

Esperemos que te haya gustado el artículo, lo puedes consultar siempre que quieras. Y esperamos que te resulte útil para decidir en tus próximos eventos cuando utilizar el flash de tu móvil y cómo hacerlo.

Artículos que te podrían interesar

Otros Artículos