OfertaMás vendido Amzdeal Softbox Focos Kit... 66,99 €
OfertaMás vendido Fotografía. La Historia... 28,40 €
Más vendido Amzdeal Caja de Luz... 69,99 €
Más vendido PILIN φ2.2m (7.2ft) Kit de... 79,99 €
Más vendido Photocall Comunión Niño... 26,99 €
Más vendido 50 Palos de espuma luminosos... 38,88 €

Configuración de la cámara para fotografía de eventos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La fotografía de eventos es un término usado en una gran variedad situaciones. Cuando se elige fotografiar eventos, la lista de posibilidades y tipos es interminable. Se te puede pedir que fotografíes una boda, una fiesta de cumpleaños, un bautizo, un concierto, un evento corporativo… ¡la lista continúa! Una cosa es segura, el lugar, la iluminación y los requisitos de cada evento están siempre sujetos a cambios. No hay dos eventos iguales, y por lo tanto hay que tener mucho cuidado en la preparación.


¿Qué tipo de cosas deberías considerar al fotografiar un evento? Aunque hay muchos puntos técnicos que deben ser tenidos en cuenta, la preparación es crítica. Los aspectos técnicos incluyen:


  • Formato de disparo
  • Iluminación
  • Apertura
  • ISO
  • Velocidad de disparo
  • Lentes
  • Modo de disparo


Vamos a acompañarte en un viaje a través de las cosas más importantes a considerar cuando se fotografía eventos.



¿Qué factores hay que considerar cuando se fotografía eventos?


Preparación

La preparación es una parte vital de cualquier fotografía de eventos que tengas que realizar o para la que seas contratado. Antes de fotografiar el evento, debes dar unos pasos para prepararte, conocer tu cámara y usarla en entornos similares a los que vas a fotografiar. Hay muchas cosas a considerar. Sin embargo, si te tomas el tiempo para prepararte completamente, descartarás la posibilidad de que ocurran errores el día del evento.

Un paso que puedes dar antes de asistir al evento es visitar el lugar y familiarizarte con los alrededores. Hacer esto te permite:


  • Hacer una prueba la iluminación
  • Encontrar impactantes y novedosos ángulos de cámara de antemano
  • Buscar los fondos para las fotografias más llamativos

También puedes tomarte este tiempo para charlar con personas o empleados que pueda darte algunos grandes consejos. A menudo, el personal del lugar podrá decirle las áreas o ubicaciones más utilizadas por otros fotógrafos a la hora de situarse.


Los empleados a veces también te descubren nuevos lugares que tal vez nunca de otra forma habrías conocido. En ocasiones algún empleado te puede llevar a escondidas a balcones interiores secretos y otros lugares fantásticos para fotografiar, de los que ni siquiera otros fotógrafos habrán teníamos conocimiento.


Utiliza este tiempo para hacer algunos disparos de práctica. Uno de los mejores consejos que podemos darte al fotografiar cualquier tipo de evento es que vayas al lugar con tu cámara y te pongas en marcha. Prueba todas las características, juegue con la apertura, ISO, velocidad de obturación y decide en qué modo prefiere tener la cámara.


Si es posible, lleva a alguien contigo. Lleva a un amigo o familiar al lugar y pídele que se vaya a ciertas áreas en las que vas a fotografiar, para que tu cámara tenga un sujeto para enfocar. Pídele que se mueva, para que puedas probar los ajustes de la velocidad de obturación en base a la iluminación del lugar (discutiremos esto en breve). Esto hará que los ajustes de la cámara que elijas en el ensayo sean más fiables en el día del evento real.


Averigua qué es lo mejor para ti y escríbelo. No confíes en tu memoria para recordar los ajustes más óptimos para esa toma perfecta. Toma un cuaderno de notas y escríbelo todo, guárdalo en las notas de tu teléfono, o toma fotos de los ajustes de la pantalla de tu cámara.


Recuerda meterte en una buena disposición mental, antes de ir al evento. Echa un vistazo a este vídeo de VioletaPhoto:



Formato de disparo


Los formatos de imagen son un tema difícil de explicar. Sin embargo, aquí está la regla básica sobre el formato de la cámara: si eres un profesional, SIEMPRE dispara en RAW. Hay muchas ventajas al usar RAW sobre JPEG. Por eso a continuación hemos enumerado las ventajas de rodar en RAW:


Calidad

El formato RAW produce una imagen de mayor calidad. En términos simples, RAW no es en realidad un archivo de imagen como sabemos que es JPEG. Es un método en el que la cámara guarda todos los datos que puede encontrar en el momento en que tomas la imagen y los mantiene hasta que la editas y la exportas a un tipo de archivo específico. Como resultado de esto, eres capaz de producir una imagen de muy alta calidad.


El formato RAW ocupa muchísimo más que el JPEG ya que no está comprimido, lo que puede ser una desventaja. Sin embargo, la diferencia de calidad entre ambos hace que la compra de un almacenamiento extra valga la pena. Siempre y cuando te asegures de que tienes suficiente almacenamiento en forma de Compact Flash o tarjetas SD (dependiendo de con qué sea compatible con tu cámara), y tengas un disco duro externo de tamaño decente para almacenar las imágenes, esto no será un problema.


Disparar en JPEG significa que se pierde una gran cantidad de detalle y calidad de imagen. Esto puede resultar en imágenes que se ven granuladas, pixeladas y planas. Tenemos escrito un artículo para ayudarte a evitarlo para echarle un vistazo haciendo click aquí. Una vez que tomas una foto en JPEG, no puedes añadir calidad, o fijar la pixelación. Por lo tanto, le recomendamos que no tenga en cuenta el JPEG para la fotografía profesional.


Colores

Aquí hay un hecho importante: Disparar en RAW te da la opción de capturar 68 mil millones de colores más que disparar en JPEG. Cuando capturas una imagen en RAW, guarda todos los datos en la imagen, incluyendo todos los colores y tonos posibles. JPEG en cambio captura una variedad de colores. Sin embargo, es muy limitado ya que no tiene en cuenta el resto debido a la descompresión del archivo.


RAW te permite capturar imágenes más brillantes, lo que te da una mejor calidad tonal general con una mayor dimensión, luces y sombras.


Control Artístico

Ya que todos los datos que podrías necesitar están guardados en la imagen, RAW te permite tener el control artístico total. Lo que queremos decir con esto es, que estás capturando una imagen de mayor calidad, con más colores, tonos y píxeles con los que puedes trabajar más en la post-producción.


RAW te permite la habilidad de arreglar cosas que no tendrías control con un archivo JPEG. Puedes hacer cambios en imágenes sobre o subexpuestas, devolviendo los detalles que se perderían para siempre con el JPEG. Una vez que has perdido detalles en un archivo JPEG, no hay forma de recuperarlos.


El uso de la configuración RAW de tu cámara puede ofrecerte mucho más margen de maniobra tanto en la captura de la imagen como en el proceso de edición.


¿Quieres aprender más sobre los archivos RAW? Photoshopeando te dan información y ejemplos sorprendentes: ¿Que es el formato raw y que ventajas tiene frente al jpg?



Iluminación


La iluminación es uno de los factores clave en una sesión fotográfica, especialmente cuando se trata de Fotografía de Eventos. Fotografiar eventos normalmente significa que se fotografiará en condiciones de poca luz, lo cual es una habilidad difícil de dominar. Hemos escrito un artículo que te puede ayudar a fotografiar eventos nocturnos o de poca luz. Sin embargo, hay algunas maneras de evitar esto.


Ya que lo más probable es que vayas a fotografiar en interiores, piensa siempre en el equipo que potencialmente podrías necesitar llevar contigo. Siempre lleva equipos de iluminación cuando puedas – aunque finalmente no la utilices. No querrás quedarte atascado en una situación de poca luz, enfrascado en los ajustes de la cámara, con el temor de no capturar nada que valga la pena conservar.


Intenta mantener controlado el uso del flash de la cámara. Tan fáciles de usar y eficientes como parecen, incluso el fotógrafo más hábil puede tener problemas para capturar una imagen sin que parezca dura, plana y sobreexpuesta. Un Flash externo a la cámara es definitivamente una forma más efectiva de capturar una imagen de alta calidad con poca luz. Puedes posicionarlo estratégicamente en la habitación, para mejorar la composición. Intenta posicionar un flash detrás de los sujetos, y uno detrás de tuyo para conseguir la mejor iluminación en los eventos tales como en las bodas (principalmente el primer baile y en la pista de baile a la noche), y en otro tipo de fiestas.


Otra opción sería llevar una fuente de luz continua, como una caja de luz. Son muy prácticas para colocarlas alrededor de la habitación. Sin embargo, ten cuidado donde los colocas. Las cajas de luz pueden ser voluminosas y ocupan bastante espacio. Si no tienes cuidado en donde las colocas, pueden ser un peligro para los invitados, especialmente para los niños pequeños y los invitados que han bebido demasiado.



Si estás pensando en llevar iluminación al evento, asegúrate de tener en cuenta qué tipo de evento es, y si una fuente de luz exterior producirá distracciones al espectáculo o la ceremonia. Por ejemplo, una caja de luz puede no ser útil en una fiesta o concierto donde la iluminación debe ser baja. Un flash externo a la cámara también sería una gran distracción en una iglesia en ceremonias como una boda o un bautizo.


Si no estás seguro de si te permitirán utilizar una iluminación extra en un evento, pregunta al dueño del lugar o al responsable del evento. Lo último que quieres es meterte en problemas durante la fiesta. Si la iluminación no está permitida o sería de mal gusto, aprovecha y haz un uso creativo y artístico de la iluminación que haya disponible. Pasa algún tiempo online, mirando fotos en situaciones de iluminación similares que hayan hecho otros fotógrafos, para inspirarte. O acercate al lugar y practica.


Algunos otros consejos cuando se trata de poca iluminación son usar los F-stops o pasos lo más bajo posible en tu cámara, seleccionar tu lente cuidadosamente, y tener en cuenta la Apertura y la Velocidad de Obturación, para jugando con ellas adaptarte a la situación. Nos adentraremos en esto en breve.


Joan Vendrell en el siguiente vídeo, nos da algunos consejos increíbles sobre cómo disparar en condiciones de poca luz, mira su video.



Apertura y F/stop(pasos de luz)


La descripción técnica de la apertura es extremadamente confusa, pero aquí te damos una definición simplificada: la apertura describe el orificio de tu cámara que deja pasar la luz al capturar una imagen. Si miras dentro de la lente, verás unas láminas que se mueven dependiendo del f/stop que estés usando.


Quizás a menudo, has escuchado a los fotógrafos hablando de “abrir”, lo que significa aumentar la apertura al capturar un disparo, o cerrar, lo que significa reducir el tamaño de la apertura. ¿Cómo se aumenta o disminuye la apertura al capturar una imagen, te puede estar preguntando? Lo haces cambiando el f/stop.


Cuando mueves el número f/stop hacia abajo (“abriendo”) en la pantalla de tu cámara, esto hace que el agujero sea más grande, lo que aumenta la cantidad de luz que puede entrar a través de la lente. Por lo tanto, cuando captures una imagen y la mires en la pantalla, será más brillante. Cuando mueves el número de f/stop hacia arriba (“cerrando”) en la pantalla de tu cámara hacia arriba, disminuye el tamaño del agujero, lo que disminuye también la cantidad de luz que puede entrar a través de la lente, haciendo la imagen más oscura.


Es un poco confuso, pero la parte principal a recordar es: Si mueves el número f/stop hacia abajo, la imagen se volverá más brillante. Si mueves el número f/stop hacia arriba, la imagen se volverá más oscura.


En un caso, lo más probable es que se enfrente a condiciones de poca luz. Si este es el caso, aumenta tu apertura. Cuanto más bajo sea el número de f/stop en tu pantalla en una habitación poco iluminada, mejor. Intenta dejar entrar tanta luz como sea posible a través de la lente, y luego usa la configuración de tu otra cámara para aumentar aún más el brillo.


¿Tienes duda de lo que es F-Stop o T-Stop? Aquí hay una increíble explicación de David García Perez



ISO


Cuando trabajes en condiciones de poca luz, definitivamente echarás mano del ISO de su cámara.


ISO básicamente significa cuán sensible es el sensor de tu cámara a la luz. Jugar con el ISO en la configuración de la cámara afecta a cuánta luz es capturada por el sensor, y por lo tanto afecta a la exposición de la imagen global. Bajar el ISO hará que el sensor sea menos sensible a la luz, disminuyendo la exposición. Mover el ISO hacia arriba hará que el sensor se mueva sensible a la luz, aumentando la exposición de la imagen.


Si estás fotografiando un evento que está poco iluminado y has disminuido tu f/stop a la configuración mínima, el siguiente paso que debes tomar es aumentar tu ISO. Asegúrate de hacer algunas tomas de prueba antes de subir el ISO, porque una desventaja de usar ajustes ISO muy altos es que puede hacer que las tomas sean granuladas. Échale un vistazo a nuestro artículo sobre cómo evitar las fotos granuladas haciendo click aquí. Cuanto más alto sea el ISO, más probable es que aumente el grano y el ruido en tus imágenes, que es algo que realmente quierrás evitar cuando se intenta obtener una buena fotografía – a menos que ese sea el estilo que has elegido.


Aumenta el ISO, pero también ten en cuenta que una vez que el grano aparece en una imagen que has capturado, es imposible deshacerte de él por completo. Ten en cuenta que siempre puedes ajustar la exposición y los tonos de tu imagen en la postproducción hasta cierto punto, siempre que estés rodando en RAW, de modo que tu imagen no tenga que estar en su máxima luminosidad en el momento de la captura. Es mejor tomar una imagen que es ligeramente demasiado oscura y aumentar la exposición, las sombras, las luces y los tonos en Lightroom o Photoshop que tomar una imagen que es más brillante pero extremadamente granulada.


En el siguiente vídeo Jota Barros explica de manera extremadamente clara lo que es el ISO:



Velocidad del obturador


Algunos fotógrafos no son conscientes de la importancia de la velocidad del obturador. Sin embargo, es vital cuando se fotografía de eventos.


La velocidad de obturación se refiere a cuán lentamente o rápidamente se cierra el obturador de la cámara, para capturar un sujeto en movimiento rápido, o para aumentar el brillo de una imagen. Cuanto más tiempo esté abierto el obturador de tu cámara, más luz se expone al sensor de la cámara, resultando en una imagen más brillante. Cuanto más rápido se cierre el obturador de tu cámara, menos luz se expone al sensor de la cámara, y más oscura será la imagen.


Además de la iluminación, la velocidad de obturación puede ser alterada dependiendo de si está captando imágenes de un sujeto lento o rápido. En la fotografía de eventos, la mayoría de los sujetos se moverán más rápida y espontáneamente de lo que lo harían en otras circunstancias. Por ejemplo, si estás tomando fotografías para una fiesta donde la gente está bailando, necesitarás un ajuste del control de la velocidad de obturación más alto para asegurarte de que los sujetos de la imagen no aparezcan de forma borrosa. Si estás fotografiando un concierto, se aplica la misma regla.


Si estás fotografiando una boda, la velocidad del obturador puede variar dependiendo del punto de la boda que estés filmando. Las tomas de grupo en posición no necesitarían una velocidad de disparo rápida, ya que los sujetos están parados. Sin embargo, la ceremonia y la recepción de la boda necesitan una velocidad de obturación más rápida para asegurarte de que la calidad final y conseguir que las personas en movimiento no salgan borrosas, y la imagen sea nítida y definida.


Al elegir la velocidad de obturación en función de las condiciones de iluminación, asegúrate de hacer algunas tomas de prueba de un sujeto en movimiento para comprobar si tendrás algún problema de desenfoque por movimiento. El objetivo es dejar entrar tanta luz como sea posible en el sensor de la cámara mientras se mantiene a los sujetos nítidos. Recomendamos mantener la velocidad de obturación entre 1/100 y 1/200 en eventos en los que la gente se mueva mucho. Sin embargo, puedes practicar esto y decidir qué es lo mejor para ti.


¿Necesitas más ejemplos? Mira este magnífico vídeo del Blog Del Fotógrafo

Bases de la velocidad del obturador



Objetivos


Cuando se trata de lentes en ambientes de poca iluminación, es preferible una lente con el menor f/stop posible (como discutimos anteriormente).


Intenta conseguir una lente con el máximo f/stop de 2.8. o más bajo. Pero si puedes, trata de conseguir una con la menor relación f/stop dposible por ejemplo de 1.4 (¡o más baja todavía!). Cuanto más bajos sean los f/stop más luz podrás dejar entrar, y por lo tanto más fácilmente tu cámara podrá manejarse en un entorno más oscuro.


Tenemos muy buena referencias usando un Sigma Art de 50mm con un f/stop de 1.4 para disparar en una gama desde eventos hasta retratos y más incluso. Mantener el f/stop en 1.4 cuando se fotografían eventos permite preocuparse menos por la iluminación, ya que todo lo que hay que hacer es aumentar el ISO lo necesario y gestionar mi velocidad de obturación, dependiendo de cuánta más luz se necesita.


La única desventaja de comprar una lente con un número f/stop menor es el precio. Básicamente, cuanto mejor maneje la lente las condiciones de poca luz, más cara será. Todavía se pueden encontrar lentes asequibles con un número f/stop más bajo. Sin embargo, si buscas algo específico como un teleobjetivo con un pequeño f/stop, estarás pagando una pequeña fortuna.


OfertaMás vendido Tamron A17E - Objetivo para...
OfertaMás vendido Nikon AF-S 50mm F1.8 G -...

Zeni Acosta nos explica todos los detalles de los objetivos en este gran vídeo:



Modo de disparo


Hay múltiples opciones de modo de disparo diferentes en una cámara DSLR, y puede ser difícil saber exactamente cuál es la mejor opción para ti. Aquí están los modos de disparo con los que la mayoría de las cámaras tienen que trabajar:


  • Auto
  • Prioridad de la apertura (AV)
  • Prioridad de velocidad de los disparos (TV)
  • Manual


El modo que utilices depende tanto del evento como de tu conocimiento y experiencia con tu DSLR.


Si te encuentras sobrepasado y no puedes alterar rápidamente tus ajustes para atender todo lo que sucede a tu alrededor, algunas cámaras DSLR te ofrecen la opción de crear preajustes. En una Canon EOS 5D Mark III y Mark IV, puedes hacer tus propios ajustes cuando practiques de antemano y guardarlos, haciendo más fácil el manejo de las situaciones de iluminación.


A menudo, las DSLRs vienen con otros modos en el dial. Sin embargo, los que te hemos indicado son los principales a conocer, especialmente cuando se trata de eventos.


Si tienes una cámara Canon, puedes aprender a hacer esto (el artículo está en inglés pero es muy ilustrativo aquí.


Modo automático

Si no tienes una necesidad absoluta – mantente alejado del modo automático. El modo automático permite que la cámara analice y controle todos los ajustes de tu cámara cuando captures tu imagen. Esto puede sonar como un sueño para la mayoría, y la forma más eficiente de disparar – sin embargo, tiene unos inconvenientes altísimos. Disparar en Auto no es una solución rápida para un fotógrafo. La cámara hará todo lo posible por seleccionar los ajustes correctos para ti con cada foto que tomes. Sin embargo, la tecnología todavía hoy en día no puede hacerlo igual de bien o todo el tiempo, y es por esto que es necesaria tu intervención.


Por nuestra propia experiencia con la fotografía en modo automático, funciona bastante bien cuando tienes una iluminación decente, y tu sujeto está quieto. Sin embargo, tan pronto como el sujeto se mueve, o la iluminación es un poco baja – el desastre empieza a materializarse 😂. El modo automático puede trabajar con la apertura y el con ISO de una imagen bastante buena, pero en cambio con la velocidad de obturación, tiene una respuesta de menores prestaciones y generalmente más lenta. Esto termina haciendo fotos extremadamente borrosas si el sujeto se mueve un poco más de lo que la cámara puede gestionar.


Prioridad de los obturadores (Modo TV)

El modo de prioridad de apertura es uno de nuestros favoritos. Algunos fotógrafos profesionales se burlan de la idea de usar el modo AV, porque “deberíamos ser lo suficientemente buenos para conocer los mejores ajustes para cada ambiente”. Pero la verdad es que, a veces, en situaciones en las que la iluminación cambia constantemente, necesitamos un poco de ayuda. Si tu cámara puede tener un control total de la apertura (cuánta luz entra en la cámara a través de la lente), y solo tienes que preocuparte por el ISO y la velocidad de obturación, ¿por qué no aprovechar eso?


Las tomas como fotógrafo profesional de algunos colaboradores nuestros fueron de bodas según nos han explicado. Y también nos dicen, que si hubieran sabido entonces lo que saben ahora sobre el modo AV, su trabajo hubiera sido mucho más fácil.


Modo manual

El modo manual es una gran herramienta tanto para los profesionales como para alguien que esté desarrollando sus primeros pasos o conociendo la configuración de la cámara.


Modo manual te permite un control completo de todos los ajustes de tu cámara, que puedes controlar tanto desde el menú de la pantalla como desde la pequeña pantalla LCD. Es un gran modo para cuando estás fotografiando profesionalmente, con una iluminación muy consistente. Sin embargo, como se mencionó anteriormente, si la iluminación es muy versátil en el lugar, o si estás cambiando entre un área interior o exterior con mucha frecuencia, puede ser difícil mantener el ritmo de la apertura.


Siempre practica el modo manual a fondo, antes de comprometerte a usarlo en una gran fotografía que vayas a realizar, o en un evento importante.



Conclusiones


Fotografiar un evento puede ser difícil, ya que hay tantos tipos diferentes de eventos, con tantos lugares diferentes, que dan a su vez lugar a muchos posibles resultados. Sin embargo, siempre y cuando tomes los pasos correctos para prepararte y hacerte amigo de tu DSLR, las cosas irán finas como la seda.


Tómate el tiempo para conocer los alrededores donde vas a disparar, trae a un amigo, y haz pruebas prácticas de noche. Asegúrate de estar al tanto del programa o los horarios de los eventos y de saber todo lo que sucederá en el curso del día/noche, para no perderte ningún gran momento.


Si estás fotografiando un evento en el que te mueves entre diferentes situaciones de iluminación, los ajustes de la cámara pueden ser difíciles de gestionar. ¡Siempre y cuando te hayas preparado lo suficiente, lo harás muy bien!

5/5

Deja un comentario

gogotick
Volver al inicio del Blog
Powered by Shutterstock

Artículos que te podrían interesar

OfertaMás vendido Fujifilm Instax Mini 9 -... 58,99 €

Artículos recientes