Como sacar fotos en fiestas con poca luz: 5 consejos para la foto perfecta

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La fotografía depende de una iluminación adecuada, sin importar dónde y qué estés fotografiando. Esto es especialmente así en la fotografía de eventos, donde se requiere capturar breves momentos a lo largo de su duración total. Por esta razón, saber cómo tomar buenas fotos en un evento con poca luz es una habilidad muy importante a tener en cuenta, en este artículo presentamos los consejos específicos más útiles para permitir a los fotógrafos desarrollar esta habilidad.


¿Cómo se fotografía en un evento con poca luz? El éxito de la fotografía en eventos con poca luz depende a partes iguales del equipo, de la configuración de la cámara y de la técnica. Utiliza una mayor apertura, un ISO más alto, y una velocidad de obturación tan rápida como sea posible. Además, ayuda ser paciente con la iluminación y conocer el lugar antes de fotografiar allí.


Como pasa en la fotografía en condiciones de iluminación adecuadas, en la fotografía de eventos con poca luz hay numerosos aspectos a tener en cuenta. Desafortunadamente, pocas veces es tan fácil como ajustar la cámara para que entre más luz, ya que hacerlo puede introducir otros problemas aún mayores que obtener una fotografía oscura. Así que, para ayudarte a evitar estos errores, te traemos algunos consejos para que tomes fotos fantásticas, incluso en condiciones de mala iluminación.



¿Necesitas un flash para la fotografía de eventos con poca luz?


Sin embargo, antes de entrar en esos consejos, tenemos que abordar la cuestión más común en torno a la fotografía con poca luz: ¿con flash o sin flash?


La respuesta corta a esta pregunta es: depende. Si un evento requiere o no de un flash depende completamente de la iluminación del evento. Algunos eventos, incluso los de poca luz, tendrán suficiente luz como para que no se necesite un flash.


Esto es lo preferible, ya que un flash es una luz dura que hace que las fotos sean menos agradables. Otros eventos tendrán tan poca luz que no tienes otra opción que usar un flash. Por esta razón, no importa cuánto te prepares, es mejor pensar que puedes tener que tomar fotos con y sin flash, por si acaso.


Si terminas usando un flash, asegúrate de hacerlo sabiamente. Muchos fotógrafos rehúyen usar el flash, pero no debes tener miedo de usarlo si lo necesitas. Sin embargo, antes que nada, no molestes a los asistentes a los eventos con los destellos del flash. Además de eso, es esencial ajustar el flash, si es posible, para adecuarse a las condiciones. Studio Langford recomienda usar la compensación de exposición de flash. Tienes más información sobre la compensación de flashaquí.


En resumen, el flash será necesario dependiendo en última instancia del evento y de las condiciones de iluminación del mismo. No debes tener miedo de usar el flash si lo necesitas, ya que las fotografías con flash pueden resultar muy buenas si lo haces correctamente.



5 Consejos para hacer una buena fotografía con poca luz


Habilitar el flash de tu cámara puede ayudarte a tomar fotos en condiciones de poca luz, pero hay al menos otras cinco maneras de asegurarte de conseguirlo:



  1. Reconoce el lugar antes de llegar allí

Mientras que el equipo y la configuración de la cámara son muy importantes para la fotografía de eventos con poca luz, visitar con antelación el lugar donde se va a fotografiar es igual de crucial. Esto sirve para toda fotografía de eventos, pero es especialmente cierto para los eventos con poca luz, porque tendrás que hacer una planificación extra para obtener buenas fotos. Hay un par de maneras diferentes de reconocer el lugar antes de la sesión.


Google es tu amigo.

Una de las mejores maneras de hacerte una idea del lugar del evento antes de la fecha, es buscar fotos online del lugar. La mayoría de las veces, habrá muchas fotos en la web del evento o centro de celebraciones, pero si no, las imágenes de Google también.te ayudarán. Prueba con Google Street View por si tienes suerte.


Mientras estás viendo las fotos del lugar, presta mucha atención a la iluminación del lugar. Busca áreas donde la iluminación pueda ser buena, y anótalas para el día del evento poder conseguir buenas fotos allí. Por el contrario, averigua dónde son peores las condiciones de iluminación, y evita hacer fotografías en esos puntos tanto como sea posible.


Estudia el trabajo de otros fotógrafos en este mismo sitio.

Puede ser beneficioso mirar el trabajo de los fotógrafos que han disparado anteriormente en este lugar en condiciones de baja iluminación similares. Por supuesto, todos los fotógrafos tendrán su propio estilo y querrán dar su propio giro a las cosas, pero mirar lo que otros fotógrafos han hecho con las condiciones de iluminación puede ayudar a dar una idea de lo que puede querer hacer.


Busca las fotos que te gusten de otros, y toma nota de aproximadamente del lugar donde el fotógrafo y el sujeto se encontraban. Trata de emularlo con tu propio sello único cuando sea el momento de tomar fotos en el evento.


Si es posible, visita el lugar antes del evento.

Aunque mirar fotos online del trabajo de otros fotógrafos es útil, nada será tan útil como ver el lugar en persona con tus propios ojos. Esta es, con mucho, la mejor manera de aprender el área antes de fotografiarla, haciéndote previamente una idea de las condiciones de iluminación con las que tendrás que trabajar.


Por supuesto, esto no será posible en todos los casos, pero si lo es, deberías intentarlo. Ver el lugar y las condiciones antes de fotografiar será de gran ayuda para reforzar tu capacidad de adaptación a las condiciones de poca luz con las que te verás obligado a trabajar durante el evento.


Habla con el organizador del evento.

Si puedes conseguirlo puede ser interesante hablar sobre cómo se instalará la iluminación con el organizador antes del evento. Estudiar las fotos e incluso visitar el lugar es útil, pero el estado del lugar en esos casos puede no coincidir con el aspecto que tendrá cuando el evento se lleve a cabo.


Por esta razón, puede ser una buena idea ponerse en contacto con el organizador del evento y preguntarle cómo se instalará la iluminación en el evento. Si tiene tiempo para hablar contigo, probablemente aprenderás bastante sobre de dónde vendrá la luz, y qué tipo de luz será. Esta información puede ser muy útil mientras te preparas para tomar fotos para el evento.



  1. Utiliza la cámara y el equipo correctos

Una de las partes más críticas de una sesión exitosa con poca luz es usar el equipo correcto. El uso de la cámara, lentes y accesorios correctos puede ser la diferencia entre no conseguir hacer una toma o una memorable gran fotografía. El equipo no lo es todo en la fotografía, pero sí que es fundamental, y eso es especialmente cierto en condiciones de poca luz.


Tener la cámara correcta es esencial para empezar.

Aunque casi cualquier cámara funcionará para la fotografía de eventos con poca luz, es indudablemente bastante más fácil si tienes una buena cámara y de alta calidad.


  • Según Digital Photography School, las mejores cámaras para condiciones de poca luz son, en primer lugar, las cámaras DSLR.
  • Segundo, la cámara necesitará un modo manual completo, permitiendo al fotógrafo tener un control total sobre los ajustes de exposición, que son muy importantes en condiciones de poca luz.
  • Además, la cámara debe tener una capacidad ISO relativamente alta. El ISO se utiliza para aumentar la sensibilidad de la cámara a la luz, y esto puede ser muy útil en condiciones de poca luz. Usar un ISO alto introducirá ruido, pero ¡una foto ruidosa es mejor que una en la que no se puede ver nada!
  • Una buena cámara para condiciones de poca luz también puede disparar en modo ráfaga. Esto es especialmente útil para eventos con poca luz como conciertos, donde puede haber luces intermitentes que son imposibles de cronometrar correctamente con una sola toma. Tener una función de ráfaga puede hacer que la utilización de estas condiciones de iluminación dinámica sea mucho más fácil para el fotógrafo.
  • Finalmente, como la mayoría de las cámaras pueden, una excelente cámara con poca luz tendrá la capacidad de disparar en RAW. Disparar en RAW te permite captar con mucho más detalle, y los colores son más profundos y naturales. Esto es útil para condiciones de poca luz, ya que te dará mucha más información con la que trabajar cuando estés editando las fotos.

Asegúrate de usar la lente correcta.

El objetivo que usa un fotógrafo es una de las piezas más críticas que puede tener en su equipo, y esto es especialmente cierto para la fotografía de eventos con poca luz.


Los mejores lentes para fotografía con poca luz tienen una apertura máxima más amplia. Esto permite que más luz incida sobre el sensor de la cámara, consiguiendo el mejor resultado posible en condiciones de mala iluminación. Las siguientes son las mejores opciones que hay en objetivos para fotografía de eventos con poca luz:



Estos objetivos son todos grandes una gran elección para la fotografía de eventos con poca luz, debido a sus máximas aperturas. Además, la lista anterior da a los fotógrafos una amplia gama de longitudes focales para elegir, lo que significa que es probable que encuentres una lente que satisfaga los requisitos de tu próxima sesión fotográfica de eventos.


Considera la posibilidad de usar un trípode.

Usar un trípode puede no ser posible en todos los casos, pero si puedes, usar un trípode puede marcar la diferencia en condiciones de poca luz. El uso de un trípode es útil porque minimizará o eliminará completamente cualquier movimiento de la cámara, lo cual puede ser especialmente perjudicial en condiciones de poca iluminación.


Esto es porque las condiciones de poca luz a menudo requieren el uso de una velocidad de obturación más lenta, lo que puede hacer que la introducción del desenfoque debido al movimiento de la cámara sea mucho más probable que si se utilizara un obturador más rápido con luz más brillante.


Usar un trípode en un evento puede ser difícil porque la mayoría de las fotografías de eventos requieren que el fotógrafo se mueva bastante para conseguir un conjunto diverso de tipos de fotos para el cliente. Sin embargo, si hay tiempo y espacio para hacerlo, la instalación de un trípode te permitirá conseguir algunas fotos de larga exposición. Esto, por supuesto, no funcionará si estás fotografiando a una muchs personas moviendose en una boda, a menos que trates de hacer un desenfoque de movimiento, pero si estás tratando de obtener fotos del interior de un lugar oscuro, un trípode puede ser una herramienta fantásticamente útil para tener a tu disposición.



  1. Utiliza la configuración correcta de la cámara para luz baja


Una de las partes esenciales de la fotografía con poca luz es usar la configuración correcta de la cámara. Tener la cámara configurada correctamente para las condiciones de iluminación marcará la diferencia entre las tomas oscuras e inútiles y las hermosas imágenes con poca luz. Hay unos pocos ajustes que debes configurar tu cámara para poca luz, todos ellos relacionados con los tres pilares de la exposición: apertura, ISO, y velocidad de obturación.


Lo primero es lo primero: poner la cámara en modo manual.

Antes de poder ajustar la configuración de la exposición de tu cámara, primero tendrás que ponerla en modo manual. Este es un primer paso muy importante, ya que el modo automático rara vez funcionará correctamente en condiciones de poca luz. El uso del modo manual de tu cámara te permite tener un control completo sobre los ajustes de exposición de la cámara, permitiéndote ajustar todo lo necesario para adaptarte a las condiciones de luz adecuadamente.


Si eres un principiante o un fotógrafo sin experiencia, será mejor que domines el modo manual antes de fotografiar tu evento con poca luz, especialmente si estás acostumbrado a usar el modo automático en tu cámara. Esto se consigue a través de la práctica, como la mayoría de las cosas. Simplemente ponte en una condiciones de poca luz, y ajusta la configuración de acuerdo a las siguientes pautas para tener una idea de cómo cada una afecta al resultado de la toma.


Ajusta la apertura para baja luz.

Ajustar la apertura de la lente de la cámara es algo importante en condiciones de poca luz. La apertura es el tamaño del orificio en tu lente que permite que la luz pase al sensor de la cámara. Si este agujero es demasiado pequeño, no se transferirá suficiente luz, y terminarás con una imagen muy oscura. Esto es vital en condiciones de poca luz, ya que la cámara probablemente necesitará toda la luz que pueda conseguir, a través de una apertura lo más grande posible, para componer una buena imagen.


La apertura se mide en números f-stop expresados como f/1, f/2, f/3, y así sucesivamente. Sin embargo, la mayoría de los números f-stop son enteros, y en cambio son decimales, como f/1.8. Cuanto mayor sea el número f-stop, menor será la apertura, y viceversa. Por ejemplo, f/1.8 tendrá una apertura mayor que f/3.


Para la fotografía de eventos con poca luz, how to Come a Rockstar Photographer recomienda usar una apertura de alrededor de f/1.8. Esta será lo suficientemente grande como para dejar entrar suficiente luz en el sensor de la cámara y componer una imagen adecuadamente iluminada.


Ajusta el ISO para luz baja.

Otra pieza importante para ajustar la exposición es el ISO. ISO es una medida de la sensibilidad de la cámara a la luz y se expresa en números de tres dígitos con intervalos de 50, que normalmente van desde 100 hasta 2000 o más. El ISO es interesante porque aumenta la sensibilidad de la cámara a la luz en condiciones de poca luz y eso es fantástico. Aumentar el ISO hasta el máximo podría parecer una buena idea para iluminar más la foto, pero en realidad no es el caso.


Esto no funcionará porque a medida que el ISO sube, también lo hace el ruido en la imagen. Aumentar el ISO hará una foto más ruidosa, y disminuir el ISO hará, por el contrario, una foto menos ruidosa. Es por eso que ajustar el ISO es un acto de equilibrio entre tener una foto bien iluminada pero una cantidad aceptable de ruido. Puedes maximizar el ISO, pero terminarás con una imagen muy ruidosa, o puedes usar un ISO bajo para reducir el ruido, y terminarás con una foto demasiado oscura.


Así que, con estas consideraciones en mente, se recomienda que un ISO de alrededor de 1600 se utilice para la fotografía con poca luz. Generalmente, la regla con el ISO es que se debe usar el número más bajo que se pueda para reducir el ruido, así que si se encuentra que se puede usar un ISO más bajo que 1600 y aún así tener una buena foto, entonces se debe hacer eso. Sin embargo, un ISO de 1600 servirá como un buen punto para la mayoría de los eventos con poca luz, y puedes ajustar tu ISO como sea necesario a partir de ahí.


Ajuste la velocidad de obturación para la luz baja.

La última pieza del triángulo de exposición es la velocidad de obturación. La velocidad de obturación es una medida de exactamente cuánto tiempo la cámara estará expuesta a la luz, o cuánto tiempo le costará a la cámara para “tomar” la foto. La velocidad de obturación se mide en segundos, y va desde 1/2000s hasta 30 segundos completos. Sin embargo, las velocidades de obturación más comunes son alrededor de 1/50s de un hasta 1/1000s.


La velocidad de obturación es esencial en la iluminación de una imagen porque determina, junto con el tamaño de la apertura, a cuánta luz se expondrá el sensor de la cámara. Si la velocidad de obturación es excesivamente rápida, la cámara será expuesta a muy poca luz. Por el contrario, si la velocidad de obturación es muy lenta, la cámara será expuesta a mucha luz. Encontrar el punto medio correcto, especialmente en condiciones de poca luz, es muy importante para conseguir una toma correcta.


Sin embargo, hay otra consideración además de la luz en la que la velocidad del obturador tiene un efecto directo y profundo: el desenfoque por movimiento. Si usas una velocidad de obturación demasiado lenta, introducirás desenfoque por movimiento en la toma. En algunos casos, esto es lo que se desea, como cuando se fotografía un coche en movimiento y quieres transmitir esa velocidad. Por el contrario, un obturador rápido puede usarse para congelar objetos en movimiento. Esto crea un efecto realmente genial para ciertas cosas, aunque ninguno de estos toques de composición es tan relevante para la fotografía de eventos.


Para la fotografía de eventos, probablemente querrá evitar el desenfoque por movimiento tanto como sea posible, lo que significa que querrá usar un obturador tan rápido como sea posible mientras aún deje entrar suficiente luz.


Con la consideración anterior en mente, se recomienda que una velocidad de obturación de alrededor de 1/250s se use como punto de partida en eventos de poca luz. Si esto es demasiado rápido y no deja entrar suficiente luz, la velocidad de obturación debe ser disminuida. Sin embargo, recuerda que a medida que la velocidad de obturación disminuye, también lo hace el desenfoque, así que manténlo tan alto como puedas mientras aún tengas suficiente luz entrando en la cámara.



  1. Ser capaz de trabajar sobre la marcha

Ser adaptable y dinámico es esencial para cualquier tipo de fotografía, pero es especialmente importante para la fotografía de eventos con poca luz. Los eventos son dinámicos por naturaleza, y las condiciones continuamente cambiantes siempre requerirán que seas capaz de ser rápido para ajustarte a varias situaciones.


Sin embargo, ser adaptable es aún más importante en condiciones de poca luz, especialmente en lo que se refiere al ajuste de los parámetros de exposición de tu cámara. Es tentador, especialmente para los fotógrafos principiantes, encontrar un buen ajuste de exposición y mantenerlo. Sin embargo, esto normalmente no funcionará bien en condiciones de poca luz o en condiciones en las que la iluminación cambia constantemente.


Por esta razón, es una buena idea ajustar la configuración, tomar algunas fotos, y luego revisar las fotos para ver cómo salieron. Así es como la mayoría de los fotógrafos trabajarán de todos modos, pero esto es aún más importante en condiciones de poca luz. Intenta tomar no más de cinco fotos sin comprobar cómo salieron. Después de revisar las imágenes, es posible que tengas que ajustar ligeramente tus ajustes.


Ser capaz de adaptarse a diversas situaciones como esta, es una habilidad esencial para los fotógrafos, y es especialmente importante para una sesión fotográfica exitosa en condiciones de poca luz.



  1. Dedícale tiempo a la edición y post-edición

La post-edicción de fotografías es una parte importante de cualquier sesión fotográfica, pero es algo especialmente importante realizarlo después de una sesión en un evento con poca luz.


En las tomas “normales” donde la iluminación es perfecta, la post-edición se utiliza para hacer que las imágenes resalten y darles una sensación más intensa, dramática o colorida, dependiendo de lo que busques. Para editar las fotos de un evento con poca luz, también, pero la edición de fotos con poca luz es también una oportunidad para afinar la iluminación de la imagen.


Idealmente, no tendrás que hacer mucho para ajustar la exposición mientras editas, porque ya lo habrás conseguido usando los ajustes de cámara correctos. Sin embargo, no siempre podemos tener esta suerte, y será necesario editar para que las fotos se vean tan bien como sea posible:


  • En muchos casos, puedes hacer esto simplemente añadiendo la exposición un poco en tu software de edición. Esto puede sobre iluminar algunas áreas, pero puede ser fácilmente arreglado usando la herramienta de pincel en la mayoría de los casos.

  • Otras veces, puede ser más adecuado para aumentar las sombras en la foto, sacando algunos detalles en las áreas que están menos iluminadas.
  • Finalmente, utilizando la reducción de ruido en la post-edicción puede ser muy útil en función de que estas tomas a menudo se toman con un ISO más alto. Como sabemos, un ISO alto puede introducir ruido en la foto, y el uso de la reducción de ruido puede ayudar a remediar esto.

Estas estrategias de edición, en conjunto con otras mejoras estéticas, pueden ayudar a hacer que las fotografías con poca luz luzcan suficientemente.


Habiendo dicho todo eso, sin embargo, Poster Jack recomienda a los fotógrafos que no esperen milagros de la post-edicción cuando se trata de fotografías oscuras. Si una foto es sale demasiado oscura de la cámara, no se puede hacer ningún tipo de edicción para devolverle la vida, por lo que siempre es esencial conseguir que los ajustes de exposición sean lo más correctos posible mientras se está fotografiando.



Conclusiones finales


La fotografía de eventos a baja luz puede ser un desafío, especialmente para aquellos que no tienen mucha experiencia haciéndolo. Sin embargo, utilizando el equipo, la exposición y los consejos de edición mencionados anteriormente, estarás bien en disposición de hacer una exitosa toma de eventos con poca luz. Ten paciencia, y no te esfuerces demasiado para hacer tomas si no quieres. Con la estrategia y objetivos correctos en mente, las fotos correctas vendrán, y será muy satisfactorio cuando lo consigas.

5/5

Deja un comentario

Artículos que te podrían interesar