¿Los trípodes para cámaras son universales?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Si eres nuevo en el mundo de la fotografía, puede que hayas descubierto recientemente que tu mano por muy firme que la mantengas, no siempre es lo suficientemente estable y que necesitas invertir en un trípode para capturar perfectamente esa imagen que has estado deseando. Sin embargo, asegurate de conseguir un trípode que sea compatible con tu cámara.

 

¿Son todos los trípodes de cámara iguales? Aunque todos los trípodes de cámara suelen funcionar con cualquier tipo de cámara, eso no significa necesariamente que todos los trípodes de cámara sean iguales. Hay una serie de factores importantes que deben tenerse en cuenta al comprar un trípode para cámara, como los siguientes:

 

  • Rótula o cabezal del trípode
  • Altura del trípode
  • Estabilidad

           

Cuando se compra un trípode de cámara, es importante tener una clara comprensión del tipo de fotografía que te interesa hacer y dónde lo harás. También es importante saber qué tipo de cabeza de trípode utiliza la cámara antes de hacer la compra, por lo que puede ser útil llevar la cámara consigo al comprar el trípode.

 

 

¿Qué es el cabezal de trípode?

 

El cabezal del trípode es la parte del sistema del trípode que sujeta la cámara a las patas del trípode. En la parte superior del cabezal del trípode hay un pequeño perno al que podrá atornillar la cámara en su lugar.

 

La mayoría de las cámaras modernas tienen una rosca hembra de ¼ pulgadas en la parte inferior, que se fija al cabezal del trípode.

 

Los trípodes más caros tendrán un accesorio de ⅜ pulgadas en el cabezal. Si este es el caso, puede ser necesario comprar un adaptador especial para asegurar que la cámara se fije firmemente al cabezal del trípode, ya que el cabezal del trípode generalmente se fija a las patas y no se puede quitar para la mayoría de los modelos de trípode.

 

El cabezal tendrá cojinetes para que pueda girar la cámara en diferentes ángulos una vez que esté sujeta a las patas, asegurándola en su lugar una vez que se alcance el ángulo deseado. La mayoría de las cámaras modernas también tendrán ajustes que te permitirán tomar fotos con manos libres para que no muevas la cámara inadvertidamente mientras capturas la imagen.

 

Altura del trípode

Es importante tener un trípode que esté cerca de tu altura, para no agacharse constantemente a mirar a través del visor. Cuando pongas la cámara en el trípode, debe estar a la altura de los ojos para que puedas mirar fácilmente a través del visor la imagen que estás tratando de capturar.

 

Al comprar trípodes, el cabezal del trípode debe estar en la línea de la mandíbula o más arriba. Si haces muchas fotografías de viaje, la altura del trípode debe tener una consideración especial. Hay muchos modelos plegables en el mercado que permiten guardar el trípode en los compartimentos superiores de los aviones o que caben fácilmente en el maletero del coche.

 

Estabilidad

Hay varios factores que pueden contribuir a la estabilidad de un trípode. Los modelos más baratos pueden ser menos estables y no ser capaces de soportar tanto peso. Sin embargo, algunos de los modelos más robustos pueden ser más pesados, lo que puede ser un inconveniente si tienes que llevar tu cámara a cuestas en tus viajes o para las fotografías de exteriores.

 

Clasificación del peso

Todos los trípodes están diseñados para soportar un cierto peso. Si intenta utilizar la cámara con un trípode de peso insuficiente, corre el riesgo de que el trípode se colapse, pudiendo causar un daño a la cámara muy costoso.

 

Aunque un peso menor puede ser soportado por la cámara durante algún tiempo, con el tiempo se desgastará y ya no podrá soportar la cámara, y lo más probable es que se rompa cuando menos te lo esperes.

 

Por lo tanto, lo mejor es asegurarse de que el trípode tenga un peso de al menos 1,5 veces el peso de la cámara junto con tu lente más pesada.

 

El margen de seguridad adicional se agrega porque al usar tu cámara, siempre aplicarás un poco más de peso que únicamente el de la cámara, al apoyar las manos en el trípode durante el ajuste o al agregar accesorios que te ayudarán a capturar la imagen, como por ejemplo un flash al tomar fotos de noche.

 

Patas del trípode

Hay dos tipos de patas de trípode: tubulares o no tubulares.

No hay realmente ninguna ventaja o desventaja en ninguno de estos tipos de patas, y dependerá en gran medida del fotógrafo el decidir qué características son las más deseables para su estilo. Cada una tiene su propia característica única.

 

  • Patas tubulares – están hechas de fibra de carbono y vienen con un sistema de cierre de rosca que ayuda a asegurar las patas
  • Piernas no tubulares – estas están hechas de acero o aluminio. Típicamente tienen un sistema de cierre que asegurará las patas del trípode

 

Las patas tubulares suelen ofrecer el mayor apoyo y estabilidad, lo que puede ser una consideración importante si planeas llevar tu cámara a un terreno accidentado.

 

Además, las patas de tu trípode pueden tener múltiples secciones, dependiendo de su altura. Los trípodes más cortos tendrán tan sólo tres secciones en las patas, mientras que los trípodes más altos pueden tener hasta cinco. Cuantas más secciones tenga el trípode, menos estable será generalmente.

 

Los pies del trípode

Los diferentes trípodes vienen con diferentes tipos de pies, algunos de los cuales pueden ser ajustables para mejorar la estabilidad en ciertas condiciones. Los pies de trípode diseñados para uso en interiores generalmente estarán hechos de plástico o goma para proporcionar tracción sin rayar las superficies, mientras que los pies para exteriores tendrán púas de metal para poder cavar mejor en el terreno en condiciones resbaladizas o heladas.

 

 

¿Cuándo usar un trípode?

 

Los trípodes son mejores cuando se fotografían objetos y escenas estáticas o inmóviles, como plantas, comida o arquitectura. Permite al fotógrafo sacar provecho de los escenarios con poca luz eliminando el ruido (vibraciones del obturador). Cuando se fotografían personas, animales o cualquier otra cosa con movimiento, un trípode generalmente no es necesario.

 

Cuando se fotografían objetos inmóviles, se pueden utilizar velocidades de obturación muy lentas. Un trípode es necesario porque incluso la más mínima vibración causará un desenfoque cuando la velocidad de obturación sea lenta. Las instantáneas con movimiento requieren un obturador rápido, por lo que no es necesario un trípode, ya que las pequeñas vibraciones, como una mano ligeramente temblorosa, no serán suficientes para influir en la calidad de la foto.

 

 

 

¿Qué tipo de trípode debería comprar?

 

Después de tener una clara idea del tipo de fotografía que planeas hacer, de encontrar un cabezal compatible con su cámara y de localizar un modelo que se adapte a tu estatura, hay algunos otros factores a tener en cuenta.

 

 

  • Primero, si eres un fotógrafo nuevo y no tienes una cámara demasiado cara, es probable que te interese un trípode que cueste menos de 150 euros por ejemplo. Si bien no debes reducir excesivamente el costo, no tiene mucho sentido tener un trípode que cueste más que la propia cámara. Aunque sea más barato, este trípode debería ofrecer mucho apoyo

 

  • Si quieres conseguir algo más caro, intenta encontrar algún modelo con placa de liberación rápida. Este es un adaptador que se atornilla en el cabezal del trípode y luego se bloquea en tu cámara, lo que puede ahorrarte tiempo de tener que atornillar constantemente su cámara dentro y fuera de la cabeza del trípode

 

  • Piensa en los peores escenarios posibles cuando compres tu trípode. Si crees que hay una posibilidad de que hagas fotografías que requieran que estés en la nieve y el hielo, busca el modelo que tenga las características para aguantar en estas condiciones…

 

 

5/5

Deja un comentario

Powered by Shutterstock

Artículos que te podrían interesar

Artículos recientes

Suscríbete a nuestro Newsletter