Como hacer buenas fotografías

Hacer buenas fotos (cómo, trucos, tutorial 5 pasos)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

A muchas personas les gustaría hacer buenas fotografías y a veces se preguntan ¿qué hace que una foto sea de mayor calidad? Si eres una de ellas, te interesará este artículo, ya que hemos analizado el asunto para sintetizar una respuesta y que te ayude a hacer mejores fotografías sin importar el tipo de cámara que tengas, un móvil una cámara compacta o un una DSLR.

 

 

Para hacer buenas fotografías es necesario conocer tanto las reglas básicas de la fotografía cómo las funciones de la cámara a utilizar.

 

 

Por eso si alguna vez te has sentido molesto porque las fotos te han salido borrosas o no te gustan, y crees que la razón es que no eres un fotógrafo profesional. Sigue leyendo este tutorial y conocerás todo lo necesario para hacer buenas fotografías. ¡Ánimo! lo podrás consultar siempre que quieras.

 

¿Es necesario comprar una cámara más cara para sacar fotos de buena calidad?

Nuestra respuesta a esa pregunta tan común es que no, ya que puedes tomar fotos magníficas con la mayoría de las cámaras. Lo más importante es conocer tu cámara y cómo utilizarla eficazmente usando el conocimiento fotográfico. 

 

Los conocimientos básicos para tomar una foto con la cámara digital, abarcan unos simples pasos, que van desde saber presionar el obturador, realizar la composición, hacer el ajuste del balance de blancos, de la exposición,  y controlar el flash.

A continuación te los vamos a explicar todos ellos.


1- Cómo pulsar el botón del disparador

Es posible que te hayas sentido decepcionado al sacar fotos y ver que salen movidas o borrosas. Y es que muchas personas cometen el error de mover la cámara cuando presionan el botón del disparador. Y más tarde pensar que  la imagen borrosa es un problema de enfoque. Sin embargo, puede haber sido causado por el temblor de la cámara.

 

Si tienes un smartphone el botón de la pantalla táctil suele ser muy sensible al tacto y por lo tanto no debes presionarlo con fuerza. Pero hay algunos modelos que tienen un botón físico que permite presionarlo para sacar fotografías, además del de la pantalla táctil. En el iphone por ejemplo los dos botones de la parte izquierda que también sirven para el volumen. En estos casos una pulsación dispara la foto y una pulsación larga realiza una ráfaga de fotos.

 

Para las cámaras DSLR recuerda apretar suavemente el botón del disparador en lugar de golpearlo bruscamente, se eliminan muchas sacudidas involuntarias de la cámara. Saber cómo pulsar el botón del disparador es el primer paso para hacer una buena foto. En cámaras DSLR la mejor manera de presionar el botón es usando dos toques. No significa tocar el botón dos veces por separado, sino presionar el obturador con estos dos pasos:

 

  1. Mantén presionado el disparador hasta la mitad mientras enfocas
  2. Presiona suavemente el disparador hasta el fondo

 

Siempre debes intentar apretar el botón del disparo suavemente porque el rebote puede ser un problema con las cámaras pequeñas y ligeras.

 

Por otra parte, y esto sirve para cualquier cámara DSLR cámara compacta o smartphone, hay que colocar la cámara en una posición estable. Y si es preciso contener la respiración para no moverla 😉 , porque aunque aprietes suavemente el disparador, sería un gran problema si tu cámara se moviera. Por lo tanto, aquí hay algunos consejos para recordar cómo mantener la cámara estable.

 

  1. Sujetar bien la cámara con los dos brazos
  2. Usa la correa de la cámara para sujetarla a la muñeca
  3. Apoyate en un árbol o en una pared
  4. Usa un trípode
hacer buenas fotos

Además de estas cuatro posibilidades puedes utilizar un disparador remoto, o incluso el temporizador que muchas cámaras actualmente traen incorporado.


2- Buena composición de las fotos

Antes de hacer la fotografía tienes que definir el centro de interés.  ¿Qué es lo que quieres contar o hacer ver a quien verá la fotografía?  Si has definido un centro de interés cualquiera que vea la foto debe saber lo que el fotógrafo quiere mostrar.  Hay varias reglas  de composición para tomar una buena foto. Más adelante podrás evolucionar y desarrollar nuevas habilidades, pero estas reglas son las que debes conocer, ya que son la base que te ayudarán a hacer fotos notablemente mejores utilizando cámaras digitales.

 

Primera regla

Rellena el encuadre con el centro de interés. Sobre todo cuando estés tomando fotos de personas, es mejor enfocarse en la persona.

No quiere decir que tenga que salir en el centro pero sí que debe ocupar una buena parte del encuadre. Un error muy común es sacar una foto de una persona en la distancia. La persona se ve muy pequeña y habitualmente hay otros elementos en la escena que hacen que se pierda el foco en la persona. Si hay muchos objetos en el encuadre se pierde la atención sobre lo que queríamos fotografiar. No es necesario tomar una foto de cuerpo completo de la persona, pero sí es interesante acercate o utiliza el zoom óptico para rellenar el encuadre con el centro de interés, en este caso la persona.

 

Segunda regla

Cambia la posición de la cámara. Aunque se trate del mismo elemento, puedes hacer una fotografía más atractiva, cambiando la posición o el ángulo de tu cámara. Evita las típicas fotos frontales sin ningún interés y agachate para hacer la foto desde abajo o al contrario desde arriba. ¡Usa tu creatividad!

 

Tercera regla

Usa la regla de los tercios. Que también se llama proporción áurea, es la regla más importante para cualquier artista o arquitecto. Esta relación proporcional transmite un equilibrio natural y una simetría dinámica.  Al componer una foto, debes tratar de colocar elementos importantes en los puntos de cruce de las líneas imaginarias que dividen la escena.

De acuerdo con este principio de composición fotográfica, la pantalla se divide imaginariamente mediante tres líneas verticales y otras tres horizontales. Así la pantalla quedaría dividida en 9 zonas. La regla dice que para conseguir unas fotografías más equilibradas, debes colocar los puntos de interés de tu fotografía (como el horizonte) a lo largo de las líneas o en una intersección entre las horizontales y verticales.

App de fotos


3- Ajuste del balance de blancos

Nuestros ojos y nuestro cerebro corrigen los colores que percibimos, de una manera automática, haciendo que el color blanco parezca blanco en la mayoría de las condiciones. Independientemente de que estemos afuera en un día soleado o adentro bajo una luz fluorescentes o de tungsteno, los colores los vemos naturales. Eso sí después de los pocos instantes que necesitan nuestros ojos para adaptarse al cambio de luz.

 

Pero la cámara necesita ayuda para entender cómo hacer que las cosas se vean lo más similar a como lo hacen nuestros ojos. Ya que en realidad la luz dependiendo de su temperatura, tiene un color u otro, cuanto más fría es la luz, más azulado es el tono y en cambio cuanto más caliente es más amarillo. Como decimos, esto nuestros ojos normalmente lo ajustan y no percibimos estas variaciones.

 

Balance de blancos
Balance de blancos

 

Las cámaras modernas tratan de emular nuestros cerebros, y hacen un buen ajuste al calcular el balance de blancos en automático, pero pueden equivocarse. Esta configuración  viene en las cámaras indicado con un (AWB). Lo que intenta es ajustar los parámetros de balance de color automáticamente para la temperatura de color de la escena que se está fotografiando. En la mayoría de los casos, el uso en automático AWB es la mejor opción. Sin embargo, en algunas situaciones, el AWB no lee correctamente el color de la escena.

 

Por esta razón si sabes cuál es la fuente de luz, puedes ajustar la cámara a este tipo y esto puede dar mejores resultados. La mayoría de las cámaras digitales tienen ajustes  semiautomáticos o presets, para luz solar, sombra, flash electrónico, iluminación fluorescente, iluminación de tungsteno, etc.

La mejor forma de ajustarlo es fotografiar una hoja de papel blanco y comprobar el resultado. Si te parece que el tono no es correcto, porque tiene a anaranjado o a azulado, prueba con otra configuración o preset.

 

Y finalmente está el modo manual en el que debes ajustar el balance de blancos de acuerdo a las especificaciones de tu cámara. Y que suele ser necesario hacer una foto con la luz ambiental y ajustar añadiendo o reduciendo el ajuste manual.

 

Por lo tanto para hacer una buena fotografía es importante tener en cuenta el balance de blancos, aunque seguramente tu cámara lo calcule automáticamente.

 


4- Ajustes de la exposición

La exposición es la acción de someter al sensor de la cámara a la acción de la luz. Con lo que la comprensión de la exposición y cómo funcionan las cámaras hará que tus fotografías sean mucho mejores ya que es la clave para capturar una gran imagen.

 

Aprender cómo funciona la exposición te ayudará a tomar el control de tu cámara y a tomar mejores fotos.

Hay tres elementos que se combinan para crear una exposición son:

 

  1. La apertura
  2. La velocidad de obturación
  3. el ISO

Estos tres elementos tienen un efecto interrelacionado y no solo en la exposición. También causan alteraciones en la profundidad de campo, el desenfoque por movimiento y el ruido digital.

 

Una vez que entiendas cómo funciona cada uno de ellos, puedes empezar a practicar con el modo manual. Y entonces es cuando tomarás el control completo de la cámara, y de las fotografías

 

Cuando se combinan, controlan la cantidad de luz capturada en cualquier escena. Esto te ayudará a comprender que para cambiar un ajuste es necesario cambiar los otros. Esto si estás fotografiando la misma escena con las mismas condiciones de iluminación exactas.

 

Apertura
Empezaremos con la apertura. Este diámetro dentro variable de la lente, a través del cual pasa la luz. Es similar a la pupila del ojo, y cuanto más amplia es la apertura, más luz se deja entrar y viceversa.

 

Pero a medida que se amplía la apertura permitiendo entrar más luz a la cámara, por el contrario el número de fotogramas se reduce. Esto es muy bueno cuando hay poca luz, pero ocurre que la profundidad de campo se reduce, lo que  hace que no puedas hacer fotografías enfocando objetos lejanos.

 

La apertura es la configuración que se suela fijar primero, ya que influye directamente en la profundidad de campo, y esto significa que define la cantidad de la escena que se enfocará. Pero, si buscas crear desenfoque de movimiento, entonces al contrario lo primero hay que fijar la velocidad de obturación.

 

Velocidad de obturación
Una vez que la luz ha pasado a través de la apertura de la lente, llega al obturador. Ahora tienes que decidir cuánta de esa luz vas a permitir que entre en la cámara. Esto se ajusta con la velocidad a la que el obturador se abre y cierra. Se representa por una fracción o la inversa de un número (1/125) a mayor el número del denominador mayor velocidad.

 

Normalmente usarás una fracción muy pequeña  (velocidad alta, numerador alto) para evitar el desenfoque. Pero cada situación puede requerir una velocidad de obturación diferente.

 

En una situación de poca luz necesitarás una velocidad de obturación más lenta (fracción grande o numerador pequeño 1/60 o menor) se llama exposición prolongada.

 

En cambio en una escena con mucha luz y que quieras capturar un movimiento muy rápido del sujeto, requerirá una velocidad de obturación muy rápida (una fracción muy pequeña o numerador grande por ejemplo 1/250).

 

Desde una velocidad muy rápida (1/4000) para la fotografía de acción hasta una muy lenta (30 segundos) para la fotografía nocturna. Todo depende de lo que estés fotografiando y de la cantidad de luz que tengas disponible.

 

Hay que saber cómo funciona la velocidad de obturación para que tus fotografías sean mejores. Aunque parece un poco lío no lo es tanto y sobre todo lo importante es la práctica. !A fotografiar¡

 

Ajuste EV

Las cámaras suelen calcular automáticamente estos ajustes. Sin embargo, si la cámara lee la escena incorrectamente y sobreexpone (menor luz de la correcta) una imagen, puedes corregir el ajuste y volver a probar la exposición de nuevo. La mayoría de las cámaras digitales ofrecen un ajuste denominado Valor de exposición (EV)

 

ISO
Una vez que la luz ha pasado por la apertura y ha sido filtrada por la velocidad de obturación, llega al sensor. Aquí es donde decidimos cómo ajustar el ISO. Este es un ajuste teórico que permite por software modificar la sensibilidad del sensor, y por lo tanto aumenta  o disminuye la exposición.

 

Al aumentar el valor ISO se incrementa la exposición pero al mismo tiempo la calidad de la imagen disminuye.

 

Así que tienes que decidir tus prioridades  de exposición tener más luz o más ruido.

 

 


5- Controlar el flash

Existen dos tipos de flashes, el flash interno y el externo. La mayoría de las personas piensan que el flash solo debe usarse de noche, pero hay otras maneras de usar un flash incluso con la luz del día. A continuación hablaremos de cuándo y cómo usar un flash:

 

– De noche:
Muchas veces necesitas usar un flash por la noche, pero debes tener cuidado. Ya que si haces fotos demasiado cerca del sujeto, este aparecerá descolorido o demasiado brillante. Y si utilizas el flash más allá de su rango útil (normalmente más allá de 5 metros), la foto saldrá oscura. Estas son las situaciones en las que hay que utilizar el flash:

 

– Evitar sombras:
El flash puede utilizarse en una situación de luz diurna para iluminar unas sombras. Por ejemplo cuando el sujeto está a la sombra de un árbol, el flash evita que el sujeto que está en sombras sea demasiado oscuro. Debes utilizar el modo flash de relleno (siempre activado).

 


Conclusión

La mayoría de nosotros tiende a pensar que una cámara más cara producirá mejores fotos. La verdad es que tener una cámara más cara no mejora las fotos, lo importante es el fotógrafo, tu creatividad, conocimiento, y experiencia. 

Esperamos que este artículo te haya resultado útil para mejorar tus fotografías,  puedes consultarlo siempre que quieras. Y sobre todo para hacer buenas fotografías hay que practicar. Con lo que tienes que seguir poniéndolo en práctica, saca tu cámara y ¡a fotografiar! 

5/5

Deja un comentario

gogotick
Volver al inicio del Blog

Artículos que te podrían interesar

Artículos recientes